Biblioteca Vasconcelos, Ciudad de México

Ahora que ya no me tiemblan las piernas de miedo, el que pasé para llegar hasta allí, puedo decir que mereció la pena. Y mucho.

Este edificio, que elegí como referencia en los primeros esbozos de mi proyecto final de carrera sin saber dónde, cómo ni por qué, resulta que vive en la misma ciudad que yo.

Ha tenido que pasar casi un año para que me decidiera a visitarlo… ¿excusas? todas las que quieras; distancias, tráfico, horarios, planes alternativos, falta de arquitectos cercanos que me obligaran a ir con moleskine y réflex en visita oficial de frikis… en fin, cualquier excusa es buena para no tener que decirle a alguien ajeno a la arquitectura que te vas a visitar una biblioteca preciosa perdida en una zona “tantito” peligrosa de la ciudad…

Pero ayer me hice la valiente y decidí ponerme en marcha, todo apuntaba a que era lo correcto: hace sol,  es sábado por la mañana, puedo pagar un taxi que me lleve hasta allí y lo más importante: ¡tengo muchas ganas!

Pues bien, si no es por la insistencia del taxista que me ayudó a cumplir el objetivo, me hubiera vuelto a casa sin verla… el pobre hombre necesitó dos intentos para conseguir depositarme en mi destino.

La primera vez que me bajé del coche, la biblioteca se veía al fondo, muy cerca, pero con una barrera infranqueable de tianguis (así se llaman aquí los mercadillos callejeros) de estética dudosa… si buscáis en internet: tianguis El Chopo os podréis hacer una idea del lugar. El caso es que el taxista me convenció de que si caminaba entre los puestecitos no tendría problema en llegar a la biblioteca que veía al fondo…

No sé cómo pero le creí y empecé a caminar… creo que tardé menos 30 segundos en darme la vuelta y empezar a correr en sentido contrario en busca de mi taxi que se iba por donde había venido.

El señor algo extrañado al principio, pero muy comprensivo después, entendió que no me atreviera a cruzar aquello andando yo sola, extranjera y vestida de niña mona entre un universo de punks con cara de pocos amigos y completamente masificado. Me dijo que me iba a conseguir llevar por otro lado costara lo que costara y que esta segunda parte del viaje corría por su cuenta.

En la media hora que nos costó encontrar otro acceso, y a la vista de lo que rodeaba a aquella biblioteca le llegué a decir dos veces que no era necesario que se molestara y que intentaría venir otro día sin los tianguis, que sería más fácil el acceso… pero el señor erre que erre, que me iba a dejar en la puerta, costara lo que costara… y en medio de esta conversación:

– “Señorita, lo que no entiendo muy bien es por qué quiere venir hasta aquí…¿qué hay en esa biblioteca?”

Eso mismo me preguntaba yo en esos momentos. No le dije que era arquitecta y que esa mañana me había despertado con el espíritu aventurero activado.

Bueno, por fin encontramos la entrada… me bajo otra vez del taxi. Esta vez no corro a buscarle para que me lleve a casa. En los 20 metros que tengo que caminar hasta la entrada un tipo extraño me pide dinero, se lo doy y corro de miedo (otra vez), por fin cruzo el umbral de la seguridad… bendita biblioteca… ¡qué sitio tan espectacular! Es uno de los edificios que más me ha impresionado.

Las fotos no le hacen justicia pero si dan una idea de lo atractivo que es.

A quien pueda ir, ¡que vaya! si no es sábado mejor, ir un día que no haya mercadillo facilita mucho las cosas seguro.

IMG_5208IMG_5173IMG_5214IMG_5229IMG_5233IMG_5258IMG_5168IMG_5206

Anuncios

Un comentario en “Biblioteca Vasconcelos, Ciudad de México

  1. Juanito dijo:

    Volví a disfrutar con tu descripción escrita de lo que nos habías contado; no llegué a pasar miedo en mi viaje mental hacia el sitio, ni pude disfrutar en directo de las sensaciones que produce ese espacio, pero tu narración es muy precisa y divertida.
    Bien!!! a seguir descubriendo cosas de esa enorme ciudad y pais . Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s